Ante el anuncio de que para prolongar la viabilidad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se toman los recursos de las reservas financieras, en particular del fondo laboral, que hasta diciembre de 2015 contaba con 44 mil millones de pesos, se prevé que la institución se vea en problemas para solventar compromisos como el retraso de jubilaciones y pagos de pensiones, advirtió César Silva Reyes.

Desde el 2013 se empezaron a utilizar esos recursos. El año pasado fueron $8 mil 653 millones, aunque el Presupuesto de Egresos de ese año consideraba la utilización de más del doble, $19 mil 595 millones.

Silva Reyes señala que el IMSS está echando mano de esa viabilidad financiera que se había pronosticado sería sólo hasta 2015, pero ahora se ve ya rebasada.

Indicó que si continúa en esta dirección, el IMSS va hacia una quiebra financiera.

Dijo es preocupante que al IMSS le quieran seguir cargando derechohabiencia de no cotizantes, como son los estudiantes; cuando le meten carga ajena al Instituto y lo obligan a hacer un mayor desembolso en atención médica, hospitalaria, quirúrgica y medicamentos, es obvio que se va a descapitalizar, añadió el dirigente obrero.

Jéssica Ignot/El Mundo de Orizaba

Foto. Archivo/Reforma