Con la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal presuntos delincuentes podrían quedar en libertad, esto porque se tiene como máximo diez horas para iniciar procedimiento.

Si no se actúa con inmediatez, la persona quedará en libertad aunque sea culpable.

Manuel Othón Ramírez López, integrante de la Barra de Abogados, explicó que existen muchas lagunas en el nuevo sistema, el juicio oral se caracteriza por la celeridad con la que se debe iniciar los procedimientos. Cualquier autoridad que detenga a una persona debe de ponerlo inmediatamente a disposición del fiscal y éste a su vez consignarlo al juzgado.

Las reglas con las que se rige el juicio oral, depende mucho el que una persona sea puesta en libertad o sea detenida independientemente del delito que le sea imputado.

Explicó que la ley habla de la inmediatez, pero en la práctica son de cuatro a cinco horas el tiempo máximo en que la primera autoridad que detiene a una persona lo ponga a disposición del fiscal, y éste a la vez, tiene el mismo tiempo para ponerlo a disposición del juez de control.

“Lo que se va a certificar es la detención, independientemente del delito que se le imputa, entonces la carpeta de investigación se tiene que hacer con la prontitud, de ahí que la Policía municipal es una de las figuras principales en este procedimiento porque casi siempre son los primeros que participan en la detención de una persona”, comentó.


La distancia, vital

Por ejemplo, en el caso de que una policía de la zona del volcán, detiene a una persona y para ponerla a disposición tardará horas, no sólo porque tiene que hacer el formato de la detención, sino porque pasa mucho tiempo para hacer el traslado a La Tomita, pero si en el camino la camioneta se descompone, se poncha, no hay gasolina o llovió mucho y el camino se bloquea, tardará horas en ponerlo a disposición de la autoridad competente, “ese es un motivo más que suficiente para que una persona sea puesta en libertad”.

Una persona que es acusada de un delito grave y quede en libertad, independientemente de que el proceso siga, lo primero que va a hacer es fugarse, advirtió.


Atraso de audiencias

La Sala de Juicios Orales en Orizaba está teniendo atraso hasta de cuatro horas en la realización de las audiencias, denunció la abogada tesorera del Foro Metropolitano de Abogados región Orizaba A.C., María Teresa Sámano.

Indicó que esta anomalía radica primordialmente en el traslado de los detenidos por parte de Seguridad Pública, quienes hasta con dos horas de atraso llevan al detenido, con lo cual hay un atraso en todo el procedimiento.

El nuevo sistema de justicia penal tomó en “pañales” a abogados, jueces y corporaciones. Pues en el caso de Seguridad Pública argumentan que tienen leyes especiales para el traslado de los detenidos, por lo cual se tienen que ajustar a esos lineamientos, advirtió la profesionista.

Cuando la Secretaría de Seguridad Pública tiene una orden para presentar el detenido a una determinada hora para la audiencia, ellos deben de hacer un trámite, incluso en la Tomita o en La Toma, hay atrasos en esos trámites, sobre todo hay un gran “vicio” para localizar a los reos.

Hay asuntos, incluso, dijo, que ya se remitieron a La Toma, dictándoles auto de vinculación a proceso, sin embargo, esto es un gran riesgo ya que Orizaba al no tener un penal, representa un peligro porque hay atraso, pero además, es un peligro cuando se trata de delincuentes pesados.


II Jessica Ignot

EL MUNDO DE ORIZABA