Ixtaczoquitlán.- Al menos seis sitios arqueológicos e históricos del municipio de Ixtaczoquitlán estarían siendo afectados por el paso del trazo del proyecto Periférico Orizaba-Córdoba.

“Es un proyecto de muerte porque acabará con todo: con nuestras comunidades, con nuestras tierras, con nuestros cultivos, con nuestros manantiales, con nuestra agua, con nuestra flora y fauna, con nuestras familias porque nos obliga a desplazarnos, pero también va acabar con nuestra historia y nuestro patrimonio cultural”, acusaron integrantes del Frente de Resistencia Popular contra el Proyecto del Periférico de la zona Orizaba-Córdoba.

Señalaron que si no se está respetando el decreto de las áreas naturales protegidas del Parque Nacional del Cañón del Río Blanco y el Área Natural Protegida Metlac-Río Blanco, que es el 30 por ciento del total del proyecto, “mucho menos van a respetar el patrimonio cultural e histórico que existe en nuestra región”.

 

Jéssica Ignot/EL MUNDO DE ORIZABA