La falta de recursos, de medicamentos, insumos y de personal tiene en “terapia intensiva” al Hospital Regional de Río Blanco, lo cual afecta a usuarios de 56 municipios.

“Luego la gente cree que como doctores somos inhumanos, groseros, no tenemos ética, pero es tanto el trabajo que no da tiempo de conocer los casos a fondo, y no hay de otra, baja la calidad de atención, pues tenemos a muchos pacientes esperando”, reconoce un galeno. 

La saturación está causando problemas. Un ejemplo son las embarazadas, pues atienden de 15 a 18 partos diarios. Las cirugías las reprograman y también tienen alta demanda en oncopediatría. 

El secretario general de la subsección 2 de la Sección 26, Melitón Castro Déctor, reconoce que el sindicato registra un déficit de plazas médicas y de enfermería, porque la gente se va jubilando, algunos han fallecido y los huecos o vacantes no se cubren por falta de presupuesto; independientemente de falta de recursos para que el Gobierno del estado adquiera medicamentos, material de curación e insumos en general. 

Refirió que donde había 5 enfermeras ahora hay cuatro, donde había dos médicos solo hay uno, porque no se han logrado cubrir las vacantes, y a esto se le suma el personal de vacaciones, de incapacidad, por ende no se logra dar una atención amplia al usuario.

 

II LUCY RIVAS A.

EL MUNDO DE ORIZABA