Funcionarios municipales durante la administración de Juan Manuel Diez repiten, en su mayoría, en sus cargos con Igor Rojí López, nuevo alcalde de Orizaba.

En la primera sesión de cabildo celebrada ayer, se aprobaron los nombramientos de los cargos de secretario, tesorero, contralor e inspector de la Policía municipal; así como las comisiones que tendrán ediles.

A Alfredo Hernández Ávila se le nombró como secretario del Ayuntamiento; como tesorero quedó Javier López García; como titular de la contraloría, José Manuel Barquet Agís y como inspector de la Policía municipal, Víctor Hugo Cid Guzmán.

Los tres últimos han trabajado en las tres últimas administraciones municipales; el tesorero e inspector de la Policía municipal repiten en sus cargos; mientras que el nuevo contralor se desempeñó como tesorero y director administrativo del Ayuntamiento de Orizaba; mientras que el secretario es hijo del exsíndico Enrique Hernández Olivares.

 

Repiten varios

Al concluir la primera sesión de cabildo, se presentaron a los directores y coordinadores municipales; la mayoría repiten en los cargos que tenían en la anterior gestión.

Desaparece la dirección administrativa; mientras que la dirección de turismo baja a ser una coordinación dependiente de la dirección de Desarrollo Humano y estará a cargo de Jobo Lara.

Repiten en sus cargos de director, Raymundo Reynoso Limón en Desarrollo Económico,Raúl Martínez Macedo en Obras Públicas, Arturo Rodríguez Durón en Mantenimiento Urbano, y Juan Ramón Herebia en Gobernación; Fernando Trueba Coll, que estaba como coordinador de Mantenimiento de Parque Vehicular, pasa a ser director de Desarrollo Humano.

Se informó que en breve se nombrará a la titular del Instituto Municipal de la Mujer, cuyo cargo podría recaer en Elia Robles Salazar, quien fungió como coordinadora de Participación Ciudadana.

Así mismo, en la primera sesión de cabildo se distribuyeron las 30 comisiones del Ayuntamiento entre los cinco regidores y la síndica.

El domingo 31, Igor Rojí rindió protesta como Alcalde, asegurando en su discurso que reforzará las acciones para sostener a la ciudad con su nueva vocación turística y de Pueblo Mágico, y asentó: “Ayer fuimos una ciudad industrial, hoy somos uno de los mejores Pueblos Mágicos de México”, por el cual “continuaré con el proceso de cambio en la ciudad”.

 

JÉSSICA IGNOT

EL MUNDO DE ORIZABA