Zapoapan, Ixtac.- Ante el derrame de combustible de un poliducto de Pemex, pobladores provenientes de Campo Chico, Campo Grande, Fresnal, Valle de Tuxpanguillo y Orizaba hacen la extracción del hidrocarburo del lugar donde se originó la fuga de gasolina el martes.

A pesar del riesgo que representa inhalar los gases tóxicos, adultos y niños llevaban la gasolina en garrafas.

El martes, José Calixto Barragán Mendoza murió al intoxicarse con el combustible y caer a un barranco. Seis personas más se intoxicaron.

Ayer no había presencia de autoridades preventivas, las áreas acordonadas por Protección Civil el martes nofueron respetadas por la gente.

Vecinos afirman que la fuga no fue sellada bien pues continúa el intenso olor y si no se repara están en peligro más vidas.

Dan último adiós

Amigos, familiares y conocidos le dieron el último adiós a José Calixto Barragán Mendoza en la parroquia Santa María de Guadalupe, quien murió el martes pasado, deja en la orfandad a tres pequeños de 12, 10 y 8 años de edad.

 

ARRIESGAN LA VIDA

II Habitantes de Ixtaczoquitlán acuden a Zapoapan con cubetasy garrafas a recolectar la gasolina que continúa regándose en el lugar donde el martes una persona murió al intoxicarse y caer a una barranca y seis más resultaron con mareos o vómitos.

 

De la Redacción