Ex trabajadores de Tiburones Rojos de Veracruz participaron en el inicio de un procedimiento de embargo contra el equipo por un adeudo de $10 millones, ante la Junta Local 10 de Conciliación y Arbitraje, con sede en Boca del Río.

El conflicto que hoy enfrenta el diputado local por Orizaba, Fidel Kuri Grajales, quien ostenta el comodato y usufructo de la marca desde el 2013, fue heredado por el ex propietario, Mohamed Morales. En 2011, Morales dejó de pagar sueldos a 12 empleados, quienes desde entonces promovieron juicios laborales, que dos años después fueron acreditados al legislador orizabeño mediante un juicio de “sustitución patronal”.

En días recientes, ante la Junta de Conciliación, los ex empleados señalaron los primeros bienes a embargar: dos autobuses con placas de Veracruz 3XFA-82 y 3XFA-84, utilizados para el traslado de los jugadores, y el contrato económico firmado por la empresa Promotora Deportiva del Valle de Orizaba (propiedad de Kuri Grajales) y TV Azteca, empresa que transmite los juegos de la liga MX. El expediente laboral es el 111/X/2011.

“Me van a hacer entrega de los oficios para que a su vez, uno lo mande vía exhorto a TV Azteca México y dependencias (Transporte Público, Tránsito y Policía Federal). Una vez que el vehículo ande en movimiento, una vez que sea detectado, se traba el embargo”, explicó Julio César Arroyo Martínez, uno de los 12 empleados que promovieron el juicio laboral. Agregó que esta acción se llevará a cabo el 8 de agosto, una vez que retornen de vacaciones los integrantes de la Junta Local.

 

II Francisco Montes

EL MUNDO DE ORIZABA