Veracruz.- El gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares, anunció que a partir de su toma de posesión exentará de multas, actualizaciones y recargos a los empresarios que no paguen el impuesto del tres por ciento a la nómina.

Afirmó que los empresarios tienen razón en no pagar el gravamen pues el gobernador Javier Duarte de Ochoa pretende que su recaudación se destine al pago de deudas.

Recordó que el gravamen se instituyó para la creación de infraestructura.

"Tienen razón en no querer liquidarlo, porque Duarte determinó que este impuesto, que debe de destinarse a obras de beneficio colectivo, se destine los próximos cinco ó 10 años a pagar deudas de su administración, deudas que, en su gran mayoría, se trata de pagos a cómplices, a los que no pudo dar más durante estos años", insistió.

Y se pronunció en contra de que el dinero de los veracruzanos se vaya por "la cañería de la corrupción".

Agencia AVC