Si usted planea comprar un auto, cuidado: el objetivo primordial del robo de automóviles asegurados no es el deshuesadero sino la comercialización de las unidades.

A diferencia de lo que ocurría hace unos años, cuando los delincuentes que robaban vehículos los desmantelaban para la venta de autopartes, ahora los venden completos con documentación apócrifa.

De cada 10 autos sustraídos, ocho son utilizados para venderlos, uno para venta de autopartes y uno más se usa para hechos delictivos, explicó Mario Crosswell, director de la Oficina Coordinadora de Riesgos Asegurados (OCRA).

Actualmente en Veracruz se reportan 586 robos de vehículos cada mes, mientras que en Orizaba se dan hasta 29, lo que la ubica como el cuarto municipio con mayor incidencia, según cifras del Observatorio Semáforo Delictivo.

Esta actividad tiene mayor impacto en estados como Ciudad de México, en donde diariamente se reportan 22 robos de autos, o el Estado de México, donde el promedio es de 56.

Según la OCRA, el 30 por ciento de los vehículos que son robados y comercializados llega a los Estados Unidos.

La agencia explica que si una persona conduce un vehículo robado puede estar incurriendo también en un delito de receptación por compra de vehículo que se equipara al encubrimiento.

Los autos con más reportes de robo en la Ciudad de México son Nissan, como el Tsuru, los cuales son utilizados como taxis.

En el Estado de México son las camionetas tipo Urvan, las cuales también son utilizadas para transporte público.

 

II De la Redacción