La amenaza en video que fue dirigida en contra del sacerdote Alejandro Solalinde, Premio Nacional de Derechos Humanos y nominado al Premio Nobel de la Paz por su trabajo con migrantes, salió de Orizaba y ya es investigada por la Procuraduría General de la República (PGR). Ramón Rocha, integrante del comité de recepción del padre Solalinde, indicó que las líneas de investigación señalan a Orizaba como el origen de la amenaza. “El padre Solalinde está en un programa de atención a periodistas y derechos humanos, todo tipo de amenaza que recibe va directamente a la PGR, será la Procuraduría la que va a determinar”, añadió.