Orizaba.- A pesar del acuerdo que firmaron vendedoras indígenas de Ixhuatlancillo y el alcalde Juan Manuel Diez, ayer Laura Sánchez, administradora del mercado Melchor Ocampo, no permitió en un principio se instalaran, y discutieron por el espacio.

Cecilia Contreras, lideresa del grupo de vendedores, dijo que la administradora debía entender que no se dejarán intimidar.

La discusión ocurrió afuera del Ocampo y fue subiendo de tono mientras las comerciantes buscaban colocar su mercancía sobre la banqueta, en la calle Norte 2, como indica el convenio firmado el jueves 30.

Hicieron ver que en el acuerdo no se especifica cuántos metros lineales o cuadrados les darían para vender.

La administradora negó agredirlas, "lo que les pido es que si son 40 vendedores debemos de tener un orden para que se instalen".

Al mediodía, al menos un promedio de 20 vendedoras ya se habían colocado.

Gisela Hdez. Muñoz/El Mundo de Orizaba