El Servicio de Administración Tributaria (SAT) lleva más de seis meses persiguiendo a las empresas fantasma presuntamente vinculadas con Javier Duarte, pero solo ha encontrado migajas.

El SAT fincó créditos fiscales de $186.5 millones a tres empresas de papel que recibieron recursos públicos por servicios inexistentes, pues no pagaron impuestos por ingresos de $408 millones en 2013.

Para garantizar esas deudas, el SAT embargó en febrero seis cuentas bancarias con saldo total de 6 mil 422 pesos.

Mogarver, Comersil y Denlyk Importadora son las razones sociales en cuestión, mientras que Cymaned, ya se le detectaron depósitos por $67 millones solo en 2012.

II Agencia Reforma

Foto: Cuartoscuro