Orizaba.- La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) contravino una prohibición de la Sedema Veracruz para autorizar el trazo del periférico Orizaba-Córdoba, lo que afectará un bosque mesófilo.

Comunidades se agrupan y organizan para defender su entorno, pese a las amenazas de intervención de la Marina y Ejército para concretar la obra del Gobierno federal.

Adriana Chávez, vocera del Frente de Resistencia en contra del Proyecto del Periférico Córdoba–Orizaba, indicó que existen áreas protegidas a nivel estatal, como la barranca del río Blanco y del Metlac, que en teoría deberían ser intocables, sin embargo, el Gobierno federal está dispuesto a todo para cumplir el compromiso de Peña Nieto.

Lamentó que el alcalde de Ixtac, Aquileo Herrera, se burle de los opositores al proyecto, les mienta con que no se realizará y les niegue apoyos.

Los inconformes informaron a las instituciones gubernamentales, así como a Consultora Mexicana Caseoli, a la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), así como a la empresa Giga, su rotunda negativa al proyecto.

 

36

II Kilómetros tendrá el periférico de largo por 500 metros de ancho.

 

De la Redacción

FOTO: En la Casa del Campesino culminó la marcha de los manifestantes contra el periférico.