Boca del Río, Ver.- El gobernador electo del estado de Veracruz y el dirigente nacional del PAN, Miguel Ángel Yunes Linares y Ricardo Anaya Cortés, respectivamente, exigieron la renuncia del gobernador Javier Duarte y del fiscal general del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras, por la agresión de que fueron objeto por parte de los integrantes de los 400 Pueblos en la ciudad de Xalapa.

Miguel Ángel Yunes Linares y Ricardo Anaya Cortés demandaron la intervención urgente del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en la entidad veracruzana, pues consideraron que la administración de Javier Duarte de Ochoa genera condiciones para provocar una crisis de tipo social antes de que concluya su mandato.

Yunes Linares señaló a Javier Duarte como el responsable de ordenar la agresión hacia su persona, del dirigente nacional del PAN y de los demás militantes y simpatizantes que lo acompañaron al Palacio Legislativo la tarde de este miércoles.

El gobernador electo recordó que solicitó la intervención del presidente Enrique Peña Nieto ante el descontrol que existe en la entidad veracruzana, pero consideró que lo ocurrido en la capital del estado demuestra la omisión del mandatario federal.

“Y es muy lamentable que el secretario de Gobernación, responsable de la política interna, no haya siquiera llamado para conocer lo que sucedió el día de hoy, cuando un líder nacional, el líder del partido político más importante en México en este momento, como Ricardo Anaya, ha sido agredido; cuando ha sido agredido un ciudadano como Creel que no hizo más que ir al Congreso a dar su punto de vista y cuando fue agredido el gobernador electo de Veracruz”, subrayó.

Miguel Ángel Yunes Linares reveló que se comunicó con el fiscal Luis Ángel Bravo Contreras inmediatamente después de los hechos para que interviniera en el caso pero se negó a hacerlo argumentando que estaba en una reunión.

Yunes Linares mencionó que cuatro personas resultaron heridas en los hechos, dos de las cuales fueron internadas en el Hospital Ángeles, donde uno se reportó con posible fractura de cráneo; además resultaron heridos un reportero de un medio de Xalapa y otra persona a la cual se dio de alta después de recibir la atención médica.

Por su parte, el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, se sumó a la exigencia que hizo el gobernador electo de Veracruz para que Javier Duarte se separe inmediatamente del cargo, pues lo responsabilizó de enviar a los 400 Pueblos a agredirlos violentamente.

“Javier Duarte debe renunciar de inmediato y se debe de ir el fiscal general del Estado, no daremos un paso atrás, seguiremos luchando por combatir la corrupción y por castigar a los corruptos”, expresó.

El líder nacional del partido blanquiazul advirtió que ese tipo de actos no los intimidarán sino que, por el contrario, combatirán al régimen priista en la entidad.

“Si Javier Duarte cree que con este tipo de actos de violencia nos va a intimidar, está absolutamente equivocado, estamos más resueltos que nunca a seguir combatiendo a ese régimen corrupto; Miguel Ángel Yunes cuenta con todo el apoyo, el respaldo y el reconocimiento del Comité Ejecutivo Nacional, es un hombre valiente como que es”, concluyó.