Ciudad de México.- El PRI dejó solo al Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, bajo cuya gestión el tricolor perdió las elecciones el 5 de junio frente al panista Miguel Ángel Yunes, envuelto en escándalos de corrupción.

La presidenta interina, Carolina Monroy, reprobó que Duarte busque protegerse las espaldas recurriendo a maniobras en el Congreso estatal.

"Nada ni nadie por encima de la ley. No habremos en el partido de respaldar un solo acto, un solo dicho, un solo hecho que contravenga el Estado de Derecho", advirtió en rueda de prensa.

¿Es legítimo que Duarte quiera cuidarse las espaldas promoviendo recursos en el Congreso?, se le cuestionó.

"Ésa es la interpretación que se le ha dado hasta este momento, y lo que diría es que, si bien es jurídicamente correcto, habría que analizar si lo es desde el punto de vista ético", dijo.

¿Y usted qué piensa?, se le insistió a Monroy.

"Pienso que no", afirmó, "porque a los ojos de todos, a la luz de todos, no son momentos para tomar decisiones de tanta trascendencia".

La presidenta interina dijo que el partido no tiene por qué responder, y mucho menos avalar, aquello que no pudiera estar alineado a principios institucionales y legales.

En los últimos días, Javier Duarte propuso al Congreso estatal un paquete legislativo para mantener su influencia en la Fiscalía Anticorrupción y la Sala Especializada para favorecer su impunidad.

REFORMA