Más de cuatro meses han transcurrido desde la primera agresión de policías municipales a comerciantes indígenas de Ixhuatlancillo ocurrida el pasado 20 de febrero. 

Desde entonces, la comisión de comerciantes comenzó un movimiento social en la búsqueda de espacios para la venta de sus productos, además del cese de las agresiones y actos de discriminación que de manera sistemática, aseguran, se perpetran desde hace más de una década en contra de su pueblo y etnia. 

Mientras tanto, la administración municipal ha efectuado algunas negociaciones sin perder de vista su principal objetivo; liberar el centro histórico de la ciudad y abatir el comercio informal.

Durante este tiempo, se registraron dos batallas campales entre comerciantes, ciudadanos y policías que dieron como resultado detenciones de indígenas, orizabeños e incluso jóvenes estudiantes.

También se efectuó una Consulta Ciudadana bajo la cual se determinó que los comerciantes saldrían del Centro Histórico, que recibió fuertes críticas por parte de especialistas y actores sociales para finalmente ser declarada ilegal por el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEEV).

Al momento el último reporte ofrecido por la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) arroja que van 10 quejas en contra de uniformados orizabeños por ambos conflictos.

Aunque uno de los huelguistas de hambre se retiró de la protesta iniciada el pasado 26 de mayo, Bernalda Rosas Sánchez, una joven de 20 años que ha participado activamente en el movimiento continúa en el campamento y asegura que ha dejado de consumir alimentos sólidos y líquidos como medida de protesta y presión a la autoridad. 


El recuento


20 de febrero de 2016

El conflicto detonó en una auténtica batalla campal que incluyó toletes y gases lacrimógenos por parte de un numeroso grupo de policías municipales, contra los comerciantes que con palos arremetieron en contra de estos. 

En esa ocasión, una camioneta del Ayuntamiento fue arrastrada y volteada por él enardecido grupo, mientras la policía detuvo a un joven comerciante indígena. Hubo lesionados de ambos lados.


22 de febrero  

Marcharon desde Ixhuatlancillo a Orizaba en manifestación hacia el Palacio Orizaba acompañados de la alcaldesa interina Cynthia Montalvo.

La primera reunión no tuvo ningún acuerdo entre ambas partes, por lo que durante la noche los pobladores bloquearon el flujo desde la represa, dejando sin el vital líquido a unas 20 colonias en Orizaba. 


24 de febrero 

En una nueva reunión, las autoridades ceden un permiso de 15 días a la Comisión para que desarrollen su venta en el parque Apolinar Castillo en lo que se denominó Feria de Artesanías de las Altas Montañas. 

Lo anterior bajo la condición de que los Ixhuatecos devolvieran el flujo de agua a la potabilizadora. 


1 de marzo 

El Ayuntamiento de Orizaba determina realizar una consulta ciudadana con el objetivo de que los orizabeños decidan si los comerciantes pueden vender en el centro  sin regulación o deben ser reubicados. Sin embargo, no dan a conocer la convocatoria oficial de la consulta ni las preguntas a realizar. 


13 de marzo 

Inicia la consulta ciudadana inaugurada en el parque Castillo. Este procedimiento es cuestionado por especialistas en derechos indígenas pues argumentan que es un instrumento discriminatorio y racista, además de que somete a consulta el derecho humano al trabajo. 

También es ampliamente criticada por realizarse en año electoral, sin seguir lineamientos de la Ley de Referéndum y Consulta de Veracruz, contar con preguntas inducidas, además de que la comisión indígena acusa que al existir módulos itinerantes se podía prestar para prácticas fraudulentas. 


17 de marzo 

Con 12 mil 236 votos de ciudadanos orizabeños contabilizados, la consulta ciudadana arrojó que los comerciantes indígenas deberían ser reubicados, mientras la comisión de comerciantes decide emprender acciones para invalidar el resultado. 


18 de marzo

Apenas pasados unos días de la consulta ciudadana, el Ayuntamiento de Orizaba a través de la dirección de Comercio advierte sobre la aplicación de normatividad que incluye la imposición de multas entre 800 y mil 200 pesos a quienes vendan en el Centro Histórico. 


5 de abril 

Se despliega una nueva manifestación de pobladores indígenas, algunos de ellos se desnudan a las afueras del Palacio Orizaba mientras al interior una comisión dialoga con autoridades.  Este diálogo terminó sin acuerdos, sin embargo los trabajos para la construcción del Mercado de las Artesanías había comenzado. 


6 de abril 

Ocurre el segundo enfrentamiento, esta vez, encarcelan además de a los comerciantes, a estudiantes y ciudadanos. Las quejas interpuestas ante la CEDH aún no han procedido.

Se reportaron 15 detenidos, decenas de lesionados, cinco policías golpeados luego de que comerciantes pretendieran vended en la Madero.


16 de mayo 

Inauguran el Mercado de las Artesanías de las Altas Montañas. Sólo 10 comerciantes indígena se instalan debido a que consideran que es inseguro y que no se han dado las garantías por parte de las autoridades. 


21 de mayo

Después de un corto proceso, el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEEV) declaró ilegal la consulta ciudadana. 


24 de mayo

Se ponen en huelga dos comerciantes indígenas. Transcurren tres Mesas de diálogo sin llegar a nuevos acuerdos. 



César Carrillo/El Mundo de Orizaba