Ante la eventual repatriación de miles de paisanos por parte de Estados Unidos ante la llegada de Donald Trump al poder, las estrategias diseñadas para reinsertarlos en el mercado laboral en Veracruz resultan insuficientes.

Y es que el Gobierno del estado no tiene un plan emergente para recibir a los veracruzanos que podrían ser deportados de EU.

El secretario de Desarrollo Económico y Portuario, Alejandro Zairick Morante, y el diputado local Sergio Rodríguez Cortés, coincidieron que es competencia del Gobierno federal diseñar un plan emergente para la atención de los mexicanos que regresen al país.

Según el Instituto Nacional de Migración, en 2016 hubo 204 mil 855 repatriados por los módulos de la frontera, pero la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) señala que, en los ocho años de la gestión de Barack Obama, fueron expulsadas de EU más de 2 millones de personas sin estancia legal.

Y de los 12 millones de mexicanos que viven en EU, están en riesgo de ser repatriados unos 5.5 millones.

Entrevistado al respecto, el diputado Rodríguez Cortés señaló que el Congreso del Estado no ha hecho ningún pronunciamiento ni hay algún programa específico ante el desempleo que se cierne por las deportaciones.

"Por supuesto que vamos a tener que ver qué se hace en Veracruz, pero no podría solo enfrentar una política de migración de esa naturaleza", comentó.

Por su parte el secretario de la Sedecop, Zairick Morante, dijo que este tema le corresponde más al Gobierno federal.

"Lo que nos corresponde es alentar las inversiones aquí en el estado para generar empleos, para veracruzanos viviendo en Veracruz u otro lado, que piensen regresar por alguna política que aplique Donald Trump".

II Jéssica Ignot

EL MUNDO DE ORIZABA

Foto: Depositphotos