La impunidad y el rezago son el sello distintivo de las Fiscalías en Veracruz.

El presidente del Colegio de Abogados de las Altas Montañas Orizaba, Juan Oropeza Flores, señaló que de cinco a siete años de rezago en expedientes presentan las Fiscalías, ocasionando que los posibles delincuentes sean detenidos varios años después de que son acusados.

El rezago se da principalmente –detalla– por la falta de presupuesto, impunidad y corrupción, pues es imposible que las Fiscalías resuelvan el problema que ya venían arrastrando con el viejo sistema de impartición de justicia.

Expuso que, por ejemplo, uno de los casos que lleva inició en 2009, y fue hasta estas fechas que se dio la orden de aprehensión. Lo mismo ocurre con algunos casos de violación que ocurrieron en el 2011 y, tras seis años, se está deteniendo al responsable.

Por eso, el presidente del Colegio de Abogados expresó que es necesario que se dé “camino” al rezago que enfrentan de 2010 a la fecha.

Impunidad al tope

Esta acusación no es nueva. De acuerdo con el Índice de Impunidad Estatal (IGI-MEX), desarrollado por el Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia (Cesij), de la Universidad de las Américas Puebla, en Veracruz prevalecen prácticas negativas para la impartición de justicia, con mayores tendencias a la imputación que al castigo, no hay un seguimiento oportuno de los casos y las investigaciones enfrentan carencias, lo cual afianza la cadena de impunidad.

De esta forma, mientras que el total de inculpados y/o imputados registrados en las averiguaciones previas es de 52,464, esta cifra se reduce a 3,228 sentenciados; es decir, 35% de la cifra de procesados en las causas penales y 6% del total de inculpados en las averiguaciones previas.

ADRIANA ESTRADA/EL MUNDO DE ORIZABA