Unos 70 trabajadores del área de Vectores, pertenecientes al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salubridad (Sntsa), marcharon por la Calle Real de Orizaba para exigir la renuncia del secretario de Salud, Fernando Benítez Obeso, a quien acusan de violentar sus derechos laborales al suspenderles sus contratos y mantenerlos en condiciones malas de trabajo.

Denuncian además que el secretario de Salud arriesga la seguridad e integridad de los trabajadores de Vectores, así como de las familias veracruzanas, al usar insecticidas caducos y no proporcionar en tiempo y forma los uniformes y equipos de seguridad personal.

Exigen el pago de 800 mil pesos de dos meses de trabajo caídos, que corresponden a 54 empleados. 

El delegado sindical de la sección 70, Jesús Javier Torres Posada, explicó que la situación sigue igual que hace tres semanas debido a que la Secretaría de Salud no ha liberado los pagos correspondientes a agosto y septiembre, a pesar del pliego petitorio en el que se solicitó se cumpliera con lo acordado.

Remarcó que  todos ellos trabajan en condiciones precarias ya que carecen del equipo necesario para realizar las actividades. 


TERESA HERNÁNDEZ/EL MUNDO DE ORIZABA