II Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba

 

Unos 850 familias podrían estar en riesgo epidemiológico en Zongolica, tras haber sido inundadas sus viviendas y que se generaran algunos depósitos de agua. También por los manejos de alimentos y el higiene.

Éstas han recibido tratamiento por parte del personal de la Jurisdicción Sanitaria número VII -atención médica, epidemiología y riesgo sanitario-, quienes se encuentran manteniendo la vigilancia en el lugar.

El jefe de esta dependencia de salud, Ulises Javier Núñez Hernández, explicó que desde el día sábado se implementó el operativo de salud que consistió en brigadas de respuesta inmediata para las familias afectadas por las tormentas. Estas se trasladaron a los municipios de Tequila, Zongolica, Mariano Escobedo y La Perla, que son los municipios con mayores daños.

Manifestó que luego de las visitas realizadas, determinaron que Zongolica fue el municipio se sufrió mas problemas por las familias que se albergaron tras la inundación y por ello, desde ese día se les está dando atención médica y epidemiológica. Además, han aprovechado para dar pláticas sobre salud.

Indicó que quedaron instalados de forma permanente un médico y una enfermera para tratar a las familias. No obstante, precisó que cuando baje la inundación, entrará nuevamente el departamento de epidemiología para realizar nuevos recorridos, al igual que Riesgos Sanitarios que verificarán depósitos de agua y manejo de alimentos.

Recalcó que sí existen riesgos epidemiológicos en estos municipios por el mal tratamiento del agua, los alimentos y la falta de higiene, por lo que podrían presentarse brotes de enfermedades diarreicas, respiratorias, infecciones de la piel por estar en contacto con el agua sucia y algunas contagiosas como hepatitis.

Posteriormente, pueden darse por el vector ante la presencia de moscos al haber grandes cantidades de agua.

Núñez Hernández apuntó que estar latente el riesgo sanitario, no se tiene el reporte de enfermedades y sólo tuvieron el reporte de un paciente que fue trasladado al hospital de Zongolica para descartar que su enfermedad estuviera relacionada con las inundaciones, si no que se detectó que fuera crónica.