Líderes y grupos religiosos de la zona centro de Veracruz se pronunciaron en contra de las iniciativas presentadas por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, donde se busca establecer el matrimonio igualitario y el aborto.

Esto debido a que aseguraron que, si bien son respetuosos de las autoridades, éstas decisiones van en detrimento del modelo de familia original y que les preocupa las implicaciones que pueden tener en los niños y jóvenes.

El coordinador diocesano de la Pastoral Familiar en Orizaba, Gabriel Miranda Hernández, explicó que están a favor del matrimonio y de la familia natural, por lo que consideró que estas medidas han sido originadas por una locura de Peña Nieto.

Afirmó que están buscando que toda la sociedad se entere de los alcances y peligros que tienen estas iniciativas, para que despierte y se dé cuenta de que “nos va a perjudicar a todas las familias”.

“Va a haber un perjuicio en concreto hacia las nuevas generaciones, estamos tratando de hacer consciencia de la ideología de género, qué se pretende hacer Peña Nieto, cuáles son sus alcances y cuáles son sus consecuencias... No sólo es que las parejas del mismo sexo se puedan casar, sino que se le denomine matrimonio, que se les reconozca con todos los privilegios que tiene el matrimonio natural, como es el tener una familia, adoptar y tener hijos”.

El presidente de la Alianza Metropolitana de Pastores, Joel Ortigoza Vélez, manifestó que han estado también pronunciándose por diferentes medios, siendo considerados como homofóbicos, sin embargo, al vivir cada quien en su libre albedrío, lo que molesta es que quieran hacer legal un matrimonio con personas del mismo sexo cuando el diseño original de Dios fue un hombre y una mujer.

“Nosotros no rechazamos a las personas que tienen esas inclinaciones, nuestra labor moral es que sean transformadas porque va contra naturaleza esta situación. Esto no debe ir por la parte legal, no debe ser. Estamos volviendo al tiempo de Sodoma y Gomorra, y no es que queramos ser muy religiosos o muy espirituales, pero la verdad es que va contra la naturaleza... Nos  preocupa la juventud”.

El ministro responsable para la zona centro y norte de Veracruz de la Iglesia La Luz del Mundo, Juan Peláez Espinosa, señaló que a título personal considera que esta congregación se mantiene respetuosa de las decisiones que tomen las autoridades y que no les compete “meterse en cuestiones de ese tipo”.

“Lo que ellos establezcan, lo que ellos legislen, ellos sabrán el por qué lo hacen. Nosotros nos basamos cien por ciento a lo que marca la palabra del Señor, nosotros respetamos los que ellos establezcan... En cuestión religiosa, nosotros nos salimos en ningún momento de lo que nos marca la Palabra: Dios creó hombre y mujer, y los unió. Lo que los legisladores digan, lo respetamos”, agregó. 

Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba