Con una meta estimada de 30 millones de pesos, el Ayuntamiento de Orizaba arrancó ayer el cobro de impuesto predial, limpia pública y agua potable en la ciudad.

Esta cantidad representa un incremento de cinco millones de pesos más que en 2017; monto que se espera lograr a pesar del descuento del 50 por ciento que se hará a los propietarios de predios con valor catastral menor a un millón de pesos.

El tesorero municipal, Javier Feliciano López García, explicó que en Orizaba se tiene rezago de 3 mil 200 predios -de los casi 38 mil que hay registrados- que se encuentran sin estar al corriente en sus contribuciones. Sólo 34 mil 800 predios están al día.

Resaltó que de esos predios, algunos propietarios deben hasta cinco años de predial porque algunos se encuentran fuera de la ciudad, otros fallecieron y otros simplemente por morosidad, aunque en este caso son muy pocos.

“Pretendemos alcanzar la meta sobre un 65 por ciento de los predios entre enero y febrero. Está ya viniendo gente a regularizarse para aprovechar el descuento... El pago se tiene que hacer completo, los ciudadanos tienen hasta el 28 de febrero para aprovechar”, dijo.

El funcionario manifestó que en el caso de limpia pública y agua potable, los ciudadanos sí cumplen sobre todo porque participan en el programa Basura por Predial; por lo que el rezago es mínimo, está oscilando entre el 5 por ciento.

De igual forma, aclaró que el descuento aprobado por las autoridades es aplicable a viviendas, no para comercios. Así, quienes hayan abierto algún negocio en su propiedad de carácter comercial, no procederá esta reducción.

López García destacó que se paga por concepto de predial al menos 145 pesos en el caso de una vivienda de interés social que tenga un valor catastral de 300 a 350 mil pesos, incluyendo el descuento. Mientras tanto, en agua potable, limpia pública y alcantarillado serían 415 pesos.




Jaqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba