Escuelas de educación básica y hasta superior que se encuentran ubicadas en la ciudad presentan visible deterioro, siendo la falta de recursos económicos lo que frena se mejore la infraestructura de las instituciones educativas. 

La escuela Gabino Barreda, ubicada en Norte 6, entre Colón y Oriente 3, en la colonia Centro, presenta visible deterioro, tanto en la fachada, como en el interior, además de que los niños se exponen al sol o tienen que reducir sus actividades al aire libre por la falta del domo. 

La directora de este centro educativo, María Delia Medina Pérez, comentó que debido a la problemática financiera, los recursos que perciben son insuficientes, además de que para ella es incómodo estar solicitando la colaboración financiera de los padres de familia para lograr mejoras en sus instalaciones, pues entiende que la gran mayoría no tiene los suficientes recursos económicos como para realizar grandes aportaciones. 

Para buscar una solución y poder mejorar la infraestructura, en pasados días, con apoyo del director de orquesta Eduardo Sánchez Carrasco, fue organizado un concierto para que lo recaudado se destinara al mantenimiento de las aulas y también para dotar de instrumentos musicales para los niños y así involucrarlos más a actividades culturales y artísticas.

Otro caso similar lo vive la escuela 10 de Mayo, que se encuentra sobre la Oriente 23,donde los niños también tiene que reducir sus actividades al aire libre para evitar daños ante la prolongada exposición al sol. Ante esta problemática, el director comentó que se buscó financiar, pero debido a que era una suma fuerte de dinero, los padres desistieron ante la colaboración para adquirir el domo.

Por otro lado, también la falta de recursos económicos para mejorar las instalaciones de la Universidad Veracruzana es muy notoria, pues sólo con observar detenidamente las fachadas se puede percibir que por años el mantenimiento se ha detenido.

El maestro Ramón Tepole, del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano, destacó que en particular su escuela dentro del programa Escuelas al Cien, en el documento federal aparecen 850 mil pesos asignados, pero no se ha ejercido el dinero, lo cual llama la atención, pues dijo que el secretario de Educación ha hablado sobre el avance de este programa, pero visitando las escuelas se puede visualizar otra realidad. 

Dijo que además se comenzó a rumorar la posibilidad de que posterior a recibir el apoyo de Escuelas al Cien, los padres de familia deberá pagar la deuda adquirida, esta teoría la toman basados en la insistencia en regularizar los predios donde se encuentran las escuelas, pues se podría decir que con la regularización de los predios se estaría exigiendo el pago de impuestos, como el predial, el cual será cubierto por los padres.


Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba