Debido a que las licencias permanentes en el estado de Veracruz fueron autorizadas pero no aplicadas por el Gobierno del Estado, miles de automovilistas tendrán que hacer un gasto extra dependiendo del tipo de licencia, esto en perjuicio de su bolsillo. 

En el estado se registra un parque vehicular de un millón de automóviles y una cantidad superior de automovilistas que se ven obligados a tramitar su licencia, para no caer en infracciones. 

En Orizaba, se estima un parque vehicular de hasta 60 mil automóviles, y regularmente se registra una enorme afluencia de automovilistas que acuden a tramitar su licencia para conducir.

Actualmente los módulos de expedición de licencias continúan cobrando mil 70 pesos para la expedición de licencia tipo C nueva, mientras que para el canje se cobra un total de 535 pesos. 

Los automovilistas podrían evitar este gasto para pasar directamente al uso de la licencia permanente tipo B que según las modificaciones adquirió un costo de 876 pesos, es decir, 12 salarios mínimos. 

Aunque la instauración de licencias permanentes en Veracruz fue anunciada con bombo y platillos y aprobada por el Gobierno del Estado, además de que entraron en vigor el miércoles 8 de junio según la Gaceta Oficial, en los módulos de expedición no tienen para cuando. 

El módulo advierte con una pancarta: “No hay licencias permanentes”. 

La Gaceta Oficial del Estado de Veracruz en el decreto número 872 Reforma el artículo 17 del Código de Derechos afirma que a partir del miércoles 8 de junio la entidad cuenta con licencias permanentes C y D.


César Carrillo

El Mundo de Orizaba