La reunión con el director de Desarrollo Económico, Raymundo Reynoso Limón, y comerciantes del mercado Emiliano Zapata, no se llevó a cabo, pues el funcionario canceló de última hora.

Ante la ausencia, los locatarios decidieron reunirse y hacer una manifestación en relación a su permanencia en cada uno de sus locales.

Entre sus peticiones están que no se les niegue el cobro de piso, tal y como lo efectúa la administración, “no nos quieren cobrar el derecho de piso y nos dice la administradora que es una indicación del Ayuntamiento”.


Desconocen tratos

Señalaron que si Reynoso Limón no acudió lo entendieron como una forma de cerrarse a hacer un trato y que ya no quieren más acuerdos.

“Ya no tenemos por qué tener acuerdos con ellos, nosotros dimos la palabra de estar acá y aquí estuvimos, el que faltó a la palabra fue él, pues no tuvo un momento para venir a hablar con nosotros”.

Reiteraron que la postura es ya no tener un trato ni un diálogo con el Ayuntamiento.


Agitación

Los comerciantes acudieron a ver la obra de la nave 1 en donde Tomasa López empezó a gritarles y los corrió de la zona, asegurando que son agitadores y no saben hablar, “tienen cabeza de camarón, no les hagan caso, se los puedo comprobar, tengo amparos y no lucré, y se les van a respetar sus lugares”.

Dijo que va a levantar una demanda penal “pues José Soriano, va a vender el mercado, al igual que Joaquín Ramos, “que entreguen lo que se robaron pues vendieron el movimiento y en 5 años van a echar a todos los locatarios”.

Al final los locatarios no quisieron entrar en “dimes y diretes”, que no caerán en lo que ellos consideran “un juego del Ayuntamiento” al tratar de dividirlos para entrar en confrontación.


Gisela Hdez. Muñoz

El mundo de Orizaba