Más de 250 dosis de vacunas antihepatitis, triple viral y hepatitis multidosis se echaron a perder en la clínica 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social. Se presume que por un error humano, estos biológicos se “congelaron” y no puede ser aplicadas a los menores de edad.

Personal de la institución, que pidió el anonimato, señaló que habría riesgo para los menores en caso de que estas dosis no se hayan retirado para su aplicación.

La preocupación del personal, radica, según dijeron, en que las autoridades hospitalarias no fueron informadas en tiempo, por lo cual dudan que los biológicos que se echaron a perder hayan sido retirados de su distribución.

Cuando una vacuna se “congela”, generalmente es debido a que no se refrigeró adecuadamente y la composición del biológico se cristaliza sin que este sirva ya para el fin que fue creado, pues para su mantenimiento se necesita lo que se conoce como la “cadena de frío” que es una serie de procesos y actividades para garantizar la integridad y potencia del inmunizante.

Al respecto, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) emitió un comunicado en donde señala que la institución garantiza las vacunas que se aplican en la Delegación Veracruz Sur, por lo que pide a la población continuar al pendiente de que su esquema de vacunación esté al corriente.

“Si hubiera alguna situación de riesgo, el Instituto sería el más interesado en difundirlo, pues la información oportuna y objetiva es pieza clave para el control de las mismas”, comenta el documento enviado por la delegación.

Señala que el caso se encuentra en investigación, por parte de área médica y jurídica para el deslinde de responsabilidades de quién o quiénes estén involucrados.


De la redacción