Xalapa.- De manera inesperada y sin justificación alguna, “de última hora” fueron retirados los dictámenes, con los cuales el PRI y sus aliados (PVEM y PANAL) pretendían entregar en donación al Instituto de Pensiones del Estado (IPE), 10 bienes propiedad del gobierno estatal, así como la “Casa Veracruz”.

Con dos horas y media de retraso, porque los diputados priistas no se presentaban al recinto legislativo, pues aún cabildeaban internamente, inició la sesión en donde, los temas antes mencionados, serían los primeros en ser votados.

Y precisamente cuando ya todo estaba listo para que ambos dictámenes fueran aprobados, primero a petición de la diputada priista Mariela Tovar Lorenzo, presidenta de la Comisión de Hacienda del Estado, la Mesa Directiva del Congreso retiró de la Orden del Día el dictamen que establecía la donación de la “Casa Veracruz” a los siguientes organismos públicos:

Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH); Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP) y Centro Estatal de Atención a Víctimas del Delito (CEAVD).

Y luego, la misma legisladora, solicitó que el dictamen que pretendía la enajenación a título gratuito de 10 bienes inmuebles del erario público estatal al IPE, entre los que se encuentran: El parque “Doña Falla”, el Museo Interactivo de Xalapa (MIX), el Velódromo y El Jardín de las Esculturas, fuera regresado a la Comisión de Hacienda del Estado, según para analizar información que les llego de último momento.

La reacción inmediata de los diputados del PAN, PRD, PT, MC y del priista Ricardo Ahued, no se hizo esperar y aplaudieron gustosos la decisión de retirar esos dos dictámenes.

Ahued Bardahuil felicitó a sus compañeros diputados del PRI, por dar marcha atrás a lo que dijo sería “el peor atentado a Veracruz”, no sin advertir, que de haberse aprobado, derivaría en la mayor movilización de la población de Xalapa.

Armando Landa A./Corresponsal