La atención a seis enfermedades crónico-degenerativas consumieron el año pasado la tercera parte de los ingresos totales del Seguro de Enfermedades y Maternidad del Instituto Mexicano del Seguro Social.

De acuerdo con el informe Situación Financiera y Riesgos del IMSS (2014-2015), se trata de 81 mil millones de pesos. En la reunión el médico Víctor Tapia, indicó que “es urgente cambiar los hábitos de salud o de lo contrario en la edad adulta las actuales generaciones tendrán mayor esperanza de vida pero mayor número de enfermedades crónicas”.

De acuerdo con información del Instituto Mexicano del Seguro Social, la hipertensión arterial y la diabetes mellitus, así como la insuficiencia renal crónica, son los principales males ya que en conjunto, representan 92 por ciento del gasto total estimado para estos padecimientos (75 mil millones de pesos).

Según un reporte, se prevé un incremento en padecimientos relacionados debido a la proliferación de sus principales factores de riesgo, como la obesidad, el sedentarismo y el consumo de sodio.

Estos padecimientos, junto con la hipertensión, enfermedades cardiovasculares, cáncer cervicouterino, cáncer de mama y VIH/sida, ejercen presión en las finanzas del instituto, debido a su elevado costo de atención, lo que agrava la condición financiera del Seguro de Enfermedades y Maternidad.

Y es que de acuerdo con los datos están enfermedades cardiovasculares y la diabetes ocupan 29 por ciento de la demanda total de las consultas.

Gisela Hdez. Muñoz/El Mundo de Orizaba

Los gastos

El año pasado, el IMSS gastó en hipertensión 24 mil 63 millones de pesos y en diabetes mellitus 42 mil 776 millones de pesos.

La primera suma 4.2 millones de pacientes en tratamiento, y la segunda 2.6 millones.

El gasto en diabetes podría ser incluso mayor, ya que el IMSS tiene detectado que 3.8 millones de pacientes padecen la enfermedad, pero sólo 2.7 millones acuden a su citas con su médico familiar para control.

De hecho, de 2014 a 2015 el gasto en pacientes con diabetes aumentó 10 por ciento.

La insuficiencia renal crónica terminal, la cual se refiere a aquellas personas que reciben diálisis o hemodiálisis, también está escalando en el número de pacientes atendidos, pues el año pasado sumó 60 mil 162, alrededor de un 3 por ciento más que en 2014.

En la región

El doctor Víctor Tapia, dijo que puede estar relacionado con el incremento de la esperanza de vida,”lo que pasa es que el promedio de vida aumento, y con ello las enfermedades crónicas”.

Sin embargo dijo que ya no hay dinero para las pensiones, y al gobierno les cuesta mucho dinero estas enfermedades, por eso es que quieren acabar con las pensiones”.

El especialista dijo que las enfermedades mas comunes son la diabetes, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades pulmonares a causa del tabaco y la contaminación industrial.