Cientos de personas fueron partícipes en la procesión del Señor del Calvario, lo que fortaleció y unió aún más la fe entre los fieles católicos, ayer por la tarde.

El acontecimiento religioso inició a las 18:00 horas, cuando los miembros del templo de El Calvario se prepararon para caminar con la imagen de nuestro Señor Jesucristo.

Una vez que la imagen fue cubierta y los hombres la cargaron y empezaron a caminar hacia la calle de Colón Oriente, siguiendo a otros fieles que cantaban, mientras que otras personas rezaban.

La fe de la multitud se sentía en todas las arterias viales de la ciudad donde iba la procesión, aunado a que para evitar accidentes una patrulla de Tránsito se encargó de coordinar el flujo vehicular.

Al llegar a Oriente 6 la gente continuó hasta llegar a la esquina de Sur 5 donde se incorporaron y caminaron toda esa calle hasta llegar de nuevo al templo del Calvario.

Una vez que lograron introducir la imagen se procedió a realizar una misa solemne a cargo del padre Helkyn Enríquez Báez.

Durante la homilía de habló acerca de la importancia de reconocer el gran amor de Dios Padre hacia la humanidad, así como el sacrificio de Jesús de Nazaret quien con su preciosa sangre nos salvó de los pecados.


ABEL VALDEZ/EL MUNDO DE ORIZABA