El 50 por ciento de las unidades de taxis no han logrado pasar la verificación vehicular debido a la introducción de la verificación dinámica que impide que se realice dicho trámite por lo que el número de amparos se mantendrá en la misma proporción aseguró Jairo Guarneros Sosa, representante del Grupo Independiente de Taxistas Orizaba (Grito).

Reiteró que  todavía consideran que dicha medida implementada por el gobierno federal corresponde a un completo fraude y engaño en perjuicio de los conductores de taxi y a los automovilistas en general. 

Explicó que en Orizaba de los 2 mil taxis que circulan, más de mil se encuentran en la incertidumbre por no haber podido pasar la verificación dinámica impuesta por el gobierno del estado y son estos los que buscan también unirse al amparo. 

Recordó que algunos automovilistas por ignorancia o desconocimiento hicieron la verificación dinámica, sin embargo esta es inválida debido al ingreso de las nuevas concesiones. 

Ante este escenario, concluyó que la única posibilidad de echar abajo las disposiciones de la Sedema es continuar organizándose  como automovilistas,

“Seguimos seguros de que lo que se trata es una estafa, estamos hablando de que únicamente el 50 por ciento de automóviles ha pasado, es un número considerable tanto taxis como particulares”, afirmó. 

Cabe destacar que el pasado 31 de marzo la organización que representa encabezó una airada protesta en contra de los verificentros que concluyó con una clausura simbólica de uno de ellos. 



César Carrillo/El Mundo de Orizaba