El obispo de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, en su homilía de este domingo, hizo el llamado a los adolescentes a acercarse a Dios y seguir su camino, pues son ellos los que tienen más dificultad para ser parte de estos encuentros.

Mencionó que se debe buscar una forma de vida que atraiga a los demás a acercarse al camino de Jesús.

Dijo que se debe sanar de raíz con el perdón de pecado y la resurrección. Sin embargo indicó que se debe tomar la cruz y seguir, pues “acercase a Jesús debe ser por atracción”.

Por ello dijo que quien quiera entender la vida debe tomar su cruz y no la violencia, por lo que mencionó que no vale la pena discutir, si ya no hay diálogo se debe evitar discutir, pero no imponer.

<2028>


Gisela Hernández M./El Mundo de Orizaba