Respecto a que si es responsabilidad de alguna autoridad la muerte de Bernalda o del señor José Francisco, el sacerdote Helkyn Enríquez Báez comentó que es responsabilidad de cada individuo el bienestar de la salud, por lo que es mejor ceder antes de perder la vida.

El sacerdote Helkyn Enríquez Báez fue cuestionado respecto a que si las autoridades son irresponsables en caso de que llegue a fallecer Bernarda Rosas o Francisco, ante ello, dijo que el cuidado de la salud corresponde a cada persona, no obstante, recalcó que aún hay tiempo para salvar la vida de los huelguistas, por lo que los invitó a mantener el diálogo. 

Manifestó que es una opción radical la elección de los ixhuatecos, por lo tanto, hizo el llamado para que no se tenga que lamentar la pérdida de una vida, buscando la mejor opción con el fin de evitar causar algún mal a su organismo e inclusive se frene la posibilidad de la muerte, “la vida es valiosa en cualquier ser humano”. 

Respecto a que si las autoridades tendrían la responsabilidad total de la muerte de alguno de los huelguistas, destacó que esto no recae directamente en los mandatarios, puesto que toda la sociedad en conjunto es responsable. 

“Yo creo que las autoridades están abiertas, pero también del otro lado deben abrirse a encontrar una solución para ambos, ya se les han dado caminos, se les han dado opciones, yo creo que también deben de ceder en cierto sentido, es mejor ceder en algunos aspectos y no ceder la vida, creo que se debe abrir a buscar la solución adecuada”, apuntó. 

Cabe mencionar que Bernalda Rosas continúa en la postura de mantenerse en la huelga de hambre, sin importar que llagara a la muerte, “si el emperador quiere, si Juan Manuel Diez quiere que llegue a ese límite, lo voy a llegar, si él es humano y tiene consciencia que vea lo que nosotros estamos viviendo”, dijo.


Yamilet Gámez/El Mundo de Orizaba.