II Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba


Un crecimiento de 0.54 por ciento en los precios de mercancías en el país, así como una tasa de inflación anual de 2.88 por ciento, se registró durante la primera quincena de septiembre.

Este aumento se vio reflejado en los datos que recopila el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) y que son publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el caso de las mercancías que corresponden a productos como los alimentos, bebidas y el tabaco -no incluye productos agropecuarios-, la variación quincenal que se dio en el costo ha sido la más alta en los últimos 3 años, pues en 2014 se mantuvo en el 0.11 por ciento y ahora se encuentra en el 0.44 por ciento.

En el caso del jitomate, tuvo una variación quincenal del 30.08 por ciento que lo ubica en las tiendas de abarrotes y centrales de abasto entre los 12 y 14 pesos, cuando anteriormente estaba entre 7 y 9 pesos. La cebolla también presentó alza con un 12.67 por ciento y un costo de 14 pesos.

El huevo sólo tuvo un leve alza, con el 6.49% de la variación quincenal que lo dejó en 24 pesos. Caso similar pasó con el pollo que tuvo un incremento del 1.62% y que se consigue en 36 pesos el kilo.

Otros productos y servicios también presentaron variaciones: la primaria con un 4.01 por ciento; los automóviles con 1.21 por ciento; la gasolina de bajo octanaje con 0.60 por ciento; la secundaria con 3.88 por ciento; y la electricidad con 1.04%.

Caso contrario, manifiesta el Índice Nacional de Precios al Consumidor, se da con productos y servicios como los profesionales, el gas doméstico, la naranja, los plátanos, la telefonía móvil, suavizantes y limpiadores, la guayaba, los televisores, la pasta dental y los trajes, que tuvieron variaciones entre los -11.7 por ciento a -0.58 por ciento.

Algunos lugares donde más se presentaron estos incrementos fueron en Guerrero, Coahula, Yucatán, Michoacán, Zacatecas, Oaxaca, Puebla, Chihuahua y Veracruz.