DE LA REDACCIÓN


Nogales.- Elementos de corporaciones policiales federales y estatales estuvieron presentes en el homenaje y sepelio que la Secretaría de Seguridad Pública estatal rindió al oficial caído durante un enfrentamiento registrado el lunes pasado en los límites con el estado de Puebla.

Desde temprana hora un convoy conformado por al menos 15 vehículos oficiales y particulares partió desde conocida funeraria en Orizaba para trasladar el ataúd que contenían los restos del policía Uriel Silvestre Castillo hacia la delegación de la Secretaría de Seguridad Pública, base Ciudad Mendoza o Colorines.

Causando expectación entre la población por el número de unidades policiales, el cortejo se dirigió primeramente al cuartel Región 16 de la Policía Estatal en el que un gran número de oficiales de la citada corporación así como de Policías municipales de Maltrata, infantes de Marina, Fuerza Civil y agentes de Tránsito de toda la región incluso de Fortín acudieron al homenaje de cuerpo presente, celebrado en la explanada del mencionado cuartel.

Durante el homenaje se rindieron palabras de consolación y de honra a sus familiares, además se nombró una semblanza de su labor como representante de la ley.

Este evento dio inicio a las 10:00 horas y culminó una hora después para enseguida enfilarse nuevamente ahora hacia el municipio de Ixtaczoquitlán para ofrecerle sepultura al ser residente de la comunidad de Lagunilla.

Saliendo desde Los Colorines el convoy se dirigió hacia la autopista retomando como retorno Cecilio Terán y circularon toda la autopista México-Veracruz, desde el kilómetro 247 hasta el 277, para llegar al municipio zoquiteco.

Los policías que resultaron lesionados, continúan internados en el hospital del Seguro Social, bajo observación médica.