Jaciel Ramírez Ramírez, es el hermano menor desaparecido junto con su hermano Levi y su primo Rafael Armando, durante los saqueos por los gasolinazos en El Coyol, en Veracruz y en donde murió su hermano Hugo Alberto.

Ellos estaban en el último día de sus vacaciones anuales y se alistaban para regresar a Oaxaca, donde viven y donde tienen una carnicería familiar.

Era estudiante de preparatoria y ponía todo su empeño para sacar buenas calificaciones, era un buen hijo y un solidario hermano.

Pero sus sueños se vieron truncados. El 5 de enero de 2017, al ver el cuerpo de su hijo mayor sin vida, tendido sobre el pavimento, su madre fue de inmediato al lugar de los hechos.

“Fue ahí donde me enteré que mis otros dos hijos (Jaciel y Levi Ramírez Ramírez) y mi sobrino (Rafael Armando Ramírez Bravo) no estaban; al ponerme a preguntar me dijeron que se los habían llevado, por comentarios de personas que rondaban por ahí dijeron que marinos”, relata.

Y agrega: “desde aquél momento no he sabido nada de mis hijos y no he parado de buscarlos aunque tengo a mi esposo y a mi hija incapacitados porque mis hijos eran todo para nosotros, ellos cuidaban a mi esposo y yo a mi hija”.

“Esto ha sido mi dolor más grande en la vida, las personas responsables de lo sucedido no saben lo que estoy viviendo al perder a un hijo y tener a los otros dos desaparecidos, así como a mi sobrino”, concluye.