Tierra Blanca.- En una carta abierta, el periódico El Piñero de la Cuenca, afirma que el reportero Pedro Tamayo asesinado la noche del miércoles, fue intimidado por “las fuerzas del poder oficial”, pues sus publicaciones sobre la violencia de la región de Tierra Blanca, incomodaban.

Pedro colaboraba en medios como: Al Calor Político, El Cañero de la Cuenca, Crónica de Tierra Blanca, Noticieros Radio Max y La Voz de Tierra Blanca.

También asegura que era un reportero incomodo: “Era un reportero que tenía la premisa de informar las situaciones de riesgo, las complicaciones de una región históricamente violenta. Era un reportero que marcó una vida al lado de una cámara y al son del teclado. Era un reportero. Y fue un reportero que murió teniendo el blindaje del estado”.

“Alzar la voz ya no basta para exigir justicia. Pero quedarnos callados no es permisible en un escenario donde reina la impunidad, como lo es Veracruz”.

El equipo que integra a El Piñero de la Cuenca se manifestó por su asesinato, y condenó los hechos: “Lo anterior representa un condenable ataque a quienes ejercemos la noble labor del periodismo”.


No intervinieron

De acuerdo a la versión de la esposa de Pedro Tamayo y de familiares, elementos de Seguridad Pública no hicieron nada por seguir a los asesinos, a pesar de que se encontraban a escasos minutos del lugar.

Aseguran que incluso los policías retrasaron la llegada de los paramédicos, al darles mal la dirección hasta en tres ocasiones. Dijeron que fue un solo balazo el que lograron asestarle al periodista, el cual le perforó el costado izquierdo y se desangró.


Agencias