II DE LA REDACCIÓN


Región.- Autoridades policiales investigan cada suceso delictivo registrado en la zona centro; en la mayoría de los casos guardan hermetismo, sin embargo, sedes judiciales están prácticamente plagadas de evidencias como un sinnúmero de vehículos baleados.

Durante un recorrido realizado en algunos espacios de resguardo policial, se pueden apreciar algunos automóviles de lujo con rastros de impactos de bala de grueso calibre en parabrisas, cofres, portezuelas, así como en toldos.

Los modelos de los autos asegurados tras enfrentamientos armados o en persecuciones, son variados: desde camionetas hasta automóviles Sedán.

De acuerdo a la información dada a conocer en el momento del aseguramiento de los automóviles, la mayoría contaba con reporte de robo.

Abandonados están bajo resguardo policial, corporaciones en el que se ha iniciado de manera respectiva la investigación de cada suceso para poder ser esclarecido.

Las evidencias de cada balacera o enfrentamiento cada vez se incrementa lo que denota una acción policial más comprometida.