II DE LA REDACCIÓN

 

Fortín.- Pobladores de la comunidad de Tetelcingo, perteneciente al municipio de Coscomatepec, quemaron una patrulla de la delegación de Tránsito del Estado y retuvieron por cinco horas al delegado de Tránsito Estatal en Fortín, Rodolfo Trujeque García, en reclamo por presuntos abusos de parte de oficiales de la dependencia.

Más de 60 pobladores exigían la presencia de un representante de la Dirección de Tránsito y Seguridad Vial del Estado para denunciar el “abuso” que cometieron elementos de Tránsito Estatal hacia un menor de edad, el cual supuestamente fue golpeado en el retén ubicado frente a la entrada del recinto ferial, cuando su automóvil fue detenido

Al sentirse agredidos por los oficiales, los habitantes de Tetelcingo llamaron a más pobladores para que los auxiliaran. Alrededor de las 2 de la tarde, más de 60 hombres llegaron sitio para exigir una explicación ante lo sucedido, al no ver respuesta, iniciaron cerrando la vialidad de la circulación de la carretera Fortín-Huatusco.

El delegado de Tránsito, Rodolfo Trujeque García, intentó dialogar con los habitantes de Tetelcingo pero este fue retenido y con él también un grupo de elementos del Mando Único, quienes fueron acorralados en una tienda, en espera de formalizar un diálogo con personal de Gobierno del Estado.

 

Bloquean

Los pobladores cerraron la vialidad de la carretera federal y tomaron una patrulla de Tránsito, la cual volcaron a mitad de la carretera y lanzaron piedras destruyéndola totalmente. En varias ocasiones, los manifestantes se mostraron intolerantes a que cualquier persona que no fuera de su comunidad tomara fotografías.

Agresiones

De igual manera, amenazaron a integrantes de los medios de comunicación con quitarles sus cámaras. Durante el conflicto un reportero de RTV fue golpeado y su cámara resultó destruida entre la muchedumbre.

La población enardecida amenazaba con quemar la patrulla de Tránsito. La lluvia pareció calmar por un momento lo ánimos; los pobladores se replegaron hacia una tienda comercial donde estaba el delegado de Tránsito y lo encararon para exigirle que se comunicará con sus superiores.

A partir de las 4 de la tarde cuando el agua había aminorado nuevamente los manifestantes se enfilaron hacia la unidad ya volcada y la empujaron hasta ver que se derramaba combustible; entonces la incendiaron. No tomó más de 20 minutos para que las llamas se extendieran sobre la unidad y quedara calcinada totalmente.