Córdoba.- El cuerpo desmembrado de un hombre, el cual fue hallado en bolsas negras durante la mañana del miércoles en la colonia Úrsulo Galván, fue identificado ayer por sus familiares ante la Fiscalía regional.

La víctima fue reconocida como Sergio Contreras Uraga, de 44 años, vecino de la colonia Paraíso, carnicero de oficio. El finado se encontraba desaparecido desde el pasado sábado, cuando informó a sus familiares que se trasladaría a la localidad de Cuatlapan, municipio de Ixtaczoquitlán. La Fiscalía General del Estado (FGE) inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio doloso.

El mensaje de búsqueda se compartió a través de las redes sociales. Sus familiares lanzaron la alerta y la publicación se compartió decenas de veces mediante las cuentas de Facebook, en el que explicaban que desde el sábado 3 de febrero había comentado que se trasladaría a cobrar dinero que le debían al municipio vecino. A partir de ahí se perdió la comunicación con Sergio,

hasta ayer, cuando fue identificado.

El hallazgo del cuerpo ocurrió el miércoles a las 9 de la mañana en la calle 23 y avenida 10, en la colonia Úrsulo Galván, a un costado de la colonia San Pedro. Una llamada anónima al número de emergencia 911 alertó a los grupos policíacos sobre la aparición de dos bolsas con restos humanos. Los cuerpos policiacos al confirmar el reporte, cercaron la zona dos cuadras a la redonda.

El fiscal en Delitos Diversos arribó al lugar para tomar conocimiento de lo ocurrido, mientras que dos peritos de la FGE del área de Servicios Periciales realizaron las diligencias. Después de una hora, los restos fueron subidos a una camioneta que los trasladó a las instalaciones del Servicio Médico Forense.

Hasta ayer por la noche, la FGE no contaba con alguna línea de investigación, sin embargo, continúan con las pesquisas necesarias para dar con los responsables del crimen.


DE LA REDACCIÓN