Orizaba.- El policía baleado durante la tarde del pasado miércoles en la localidad de Sumidero, perteneciente al municipio de Ixtaczoquitlán, continúa bajo observación médica en un hospital particular, el cual permanece vigilado por una patrulla de su corporación.

El elemento de la Policía Estatal que resultara lesionado en un enfrentamiento armado por parte de personas desconocidas en el cual muriera un compañero suyo, continúa bajo observación médica en un hospital particular de Orizaba, ubicado sobre la Sur 5, entre Oriente 6 y 8.

Debido a lo delicado del asunto, la identidad del uniformado fue resguardada por seguridad; sin embargo, extraoficialmente se supo que tras los impactos de bala recibidos, continúa en constantes revisiones.

El oficial resultó lesionado tras una emboscada de la que fue víctima él y otros de sus compañeros por parte de personas desconocidas cuando se encontraban realizando inspecciones de rutina en la localidad de Sumidero.

De acuerdo con personas que presenciaron los hechos, fue gente a bordo de dos camionetas tipo Journey, una blanca y otra negra, las que agredieron a balazos a los uniformados que iban sobre la unidad marcada con el número 018, del municipio zoquiteco.

Posteriormente se dieron a la fuga con rumbo a la localidad conocida como Lagunilla, ubicada sobre el camino viejo que conecta al municipio de Ixtaczoquitlán con el de Santa Ana Atzacan. Sin embargo, esta versión no fue confirmada por ninguna autoridad.




Iván Cadena

El Mundo de Orizaba