II De la Redacción 


Orizaba.- Los altos mandos de la Inspección General de Policía aplicaron ayer arrestos de 8 horas a elementos que laboraron 24 horas. Es decir, laboraron 32 horas.

Según policías, los arrestos son porque los encuentran durmiendo, no contestan rápido la radio o hacen cosas ajenas a su labor.

Un elemento de la Policía municipal, que pidió el anonimato, expresó que los arrestos son normas injustificadas, sin embargo, “tenemos que adaptarnos a ellas, principalmente por la necesidad de un empleo, no importa si eres hombre o mujer”.

Se le preguntó si después de laborar de 7:00 de la mañana a 7:00 de la mañana del día siguiente (24 horas) era justo el castigo, respondió: “es ilegal, pero es una norma que aplican, y tienen que acatarlas, pues de lo contrario es baja automática”.

Explicó que el arresto consiste en brindar un servicio a los comercios, o como policía de cuadra (caminata) “que inicia a las 08:00 y concluye entre las 13 o 14:00 horas, una vez cumplido el castigo nos vamos a nuestras casas, y al día siguiente regresamos a las 07:00 horas de nuevo al servicio”.


Hay temor

Tras la salida del capitán Alfonso Zenteno Pérez como inspector de la Policía Municipal de Orizaba, elementos de la corporación manifestaron tener temor de que les suspendan vacaciones, descansos o incapacidades, tal como lo hacían los mandos antes de la llegada del capitán.

Policías dijeron que se les hace injusta la salida de Zenteno Pérez quien en todo momento les mostró un trato humano, que siempre buscó su crecimiento profesional y capacitación, cosa que antes no había sucedido.

Señalaron, que les preocupa quedarse a la deriva y solos, pues durante la estancia del capitán, siempre se caracterizó por acompañarlos a los operativos. Además de que dignificó el papel del policía y los motivó a buscar siempre la excelencia en su trabajo.

Revelaron que él fue quien gestionó capacitación, por ejemplo los mandos medios fueron enviados a la academia de Puebla, una de las mejores en carrera policial del país.

“El jefe siempre fue un ejemplo para mi”, “Yo quiero agradecerle todo su apoyo, su comprensión y la seguridad que nos dio, en manos de él, yo tenía la confianza de que regresaría a casa”, “Yo le reitero mi lealtad, admiración y respeto; para mí, en lo personal, me siento afortunado de que pude trabajar con él y sé que para él siempre habrá algo mejor”, “Zenteno vino a poner orden a un lugar que era un desmadre”; son algunos de los comentarios de los policías municipales.II con 8 horas más de trabajo