Tierra Blanca.- El cadáver de una mujer en estado de descomposición fue descubierto la tarde del martes entre las rocas del río Blanco, a la altura del ejido El Pitalillo. Debido a la correspondencia de dos tatuajes, las autoridades presumen que puede tratarse de una joven cordobesa que se encuentra en calidad de desconocida desde el 17 de

junio.

Al medío día del martes, los lugareños reportaron a las autoridades que en el camino vecinal entre los ejidos El Resplandor y Pitalillo, habían descubierto a una persona muerta, atorada entre las rocas del afluente. Los cuerpos de rescate ayudaron a sacar el cuerpo del río.

El cadáver era de una mujer, que tenía la cabeza cubierta con cinta gris y poseía todavía algunas prendas, como un brasier blanco, además de que el cuero cabelludo ya lo tenía desprendido. Al revisarla, se le encontró que cerca de la muñeca tenía tatuado el nombre de “Rodrigo” y junto, un corazón.

El tatuaje es una de las características que corresponde a Mariana Galicia, de 21 años, vecina de la localidad de Palenque Palotal, quien desapareció desde el 17 de junio junto a su pareja sentimental, en la avenida 3, calles 10 y 12. En un anuncio de búsqueda difundido a través de las redes sociales, se indica que fue privada de su libertad.

El Mundo intentó confirmar si las autoridades de Córdoba ya tenían conocimiento de este hallazgo, y si se había confirmado la correspondencia del cadáver con la joven desaparecida, sin embargo, rechazaron tener conocimiento de ello.

Hasta ayer, el cuerpo continuaba en el anfiteatro del Servicio Médico Forense (Semefo) de Tierra Blanca. Personas cercanas a la familia, confirmaron a este medio que se trata de la misma persona, aunque al cierre de la edición no existía una confirmación oficial.


De la Redacción