Región.- Tras una persecución y balacera originada en Nogales, a la altura de un supermercado, dos civiles murieron y siete presuntos delincuentes fueron abatidos durante el enfrentamiento entre delincuentes y elementos de Seguridad Pública.

Uno de los civiles que murió fue el exregidor de Mendoza, Fausto Ramírez Velázquez, el cual quedó prensado dentro de su taxi, luego de que una patrulla de estatales lo impactara por atrás. El segundo civil fue asesinado a balazos sobre el bulevard Miguel Hidalgo, a la altura de la fábrica textil Civsa.

Inicia el caos

Los hechos se registraron alrededor de las 18:30 horas, cuando elementos de SSP comenzaron una persecución en contra de presuntos grupos delincuenciales sobre la avenida Juárez de Nogales.

Fue en el tramo conocido como "La Choza", en donde una patrulla de SSP, número 1828, impactó por atrás al taxi número 25, de Ciudad Mendoza el cual, era conducido por el ex regidor del mismo municipio, Fausto Ramírez Velázquez. Dentro de la unidad también viajaba un señor de 48 años que resultó igualmente lesionado.

Persecución

No obstante, la huída se prolongó hasta el municipio vecino, en donde a la altura de las vías del ferrocarril, una mujer de 28 años de edad resultó herida de bala en el abdomen durante el fuego cruzado por parte de los presuntos criminales y las fuerzas del orden.

Minutos más tarde, otro civil fue asesinado, producto igualmente del tiroteo, pero esta vez a la altura de la exfábrica textil Civsa. En ese mismo sitio, dos personas fueron detenidas, una fue trasladada al Hospital Regional de Río Blanco debido a las graves lesiones de bala y el otro murió minutos después en el sitio.

Acribillan a seis

Pasadas las ocho de la noche, la persecución se prolongó hasta la colonia Benito Juárez de Río Blanco. Ahí, dentro de una vivienda ubicada sobre la calle Mártires 15 de Mayo, entre Justo Sierra y Unión, seis presuntos delincuentes fueron acribillados por las fuerzas del orden.

La casa fue custodiada por al menos 6 patrullas de Fuerza Civil, estatales y policías ministeriales, quienes más tarde abandonaron la zona.

II IVÁN CADENA

Diario el Mundo