Córdoba.- Un viaje de fe y tradición culminó en tragedia. Domingo Bautista Hernández viajaba en la batea de una Ford lobo blanca, junto con María Cruz L., de 17 años y unos 20 peregrinos más, quienes regresaban a Chiapas después de visitar a la Virgen de Guadalupe, en la Basílica de la Ciudad de México, sin embargo, algo fuera de lo planeado sucedió al llegar al kilómetro 20 de la autopista y uno de ellos perdió la vida.


No puede llegar

Los dos peregrinos originarios de Tejería, perteneciente al municipio de Pueblo Nuevo en Chiapas, cayeron de la batea de una camioneta en movimiento la mañana de ayer cuando circulaban sobre la autopista Córdoba-Veracruz y Domingo falleció al llegar a un hospital de la ciudad. Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) tomó conocimiento del deceso.

Aún se desconocen los motivos de la caída de ambos peregrinos, pero se sabe que tras lo sucedido de inmediato el tráfico se detuvo en la autopista y se generó un caos vial.

El accidente sumado a la obra de rehabilitación de asfalto en la autopista que inicia al cruzar la caseta de cobro de Cuitláhuac en el kilómetro 16 y que culmina cerca del kilómetro 28 y mantiene reducida la circulación a un solo carril, causó problemas para los automovilistas que esperaron una hora.

Los paramédicos de Caminos y Puentes Federales (Capufe) apresuraron el auxilio. Al llegar al lugar inmovilizaron y trasladaron a los lesionados al Hospital General de Córdoba. Domingo falleció al llegar al área de urgencias del sanatorio, mientras que María ingresó grave.

El delegado de Servicios Periciales de la FGE fue quien se presentó en el hospital a tomar conocimiento y después de una inspección ordenó el traslado del cuerpo a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia y quedó en espera del reclamo por parte de sus familiares.


II De la redacción

Grupo Arróniz