Un hombre fue ejecutado y su cuerpo fue abandonado la noche de ayer en la orilla de la autopista Córdoba-Veracruz, a la altura del trébol de Amatlán; hasta el cierre de la edición, la víctima se encontraba en calidad de desconocida, sin embargo, la Fiscalía General del Estado (FGE) inició por oficio una carpeta de investigación por el delito de homicidio.

Se trata de un hombre de aproximadamente 35 años, de complexión delgada, vestía pantalón de mezclilla de color negro y una camisa roja. La Fiscalía espera que el cuerpo sea identificado en las próximas horas.

El reporte sucedió alrededor de las 19:30 horas de ayer. Se informó de un hombre muerto en el kilómetro 296 de la autopista. Una llamada anónima realizada al número de emergencia 911 alertó de que en el carril con dirección hacia Fortín se encontraba un cadáver tirado a la orilla de la autopista.

Dos patrullas de la Policía Estatal y una de la Fuerza Civil se acercaron al lugar del reporte para confirmar el hallazgo. Los policías acordonaron el área para evitar el paso de curiosos, además de que el carril de la autopista se cerró parcialmente.

Dos agentes de la Policía Ministerial Investigadora a bordo de uno de sus vehículos arribaron al lugar para comenzar a indagar, tomaron fotografías y escribieron las características de la víctima, la cual se encontraba boca arriba y con la cabeza bañada en sangre. “La sangre aún está fresca, no tiene mucho que posiblemente lo dejaron”, explicó un ministerial.

Por su parte, dos peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) del área de Servicios Periciales realizaron las diligencias de campo, examinaron el cuerpo que estaba entre los matorrales y la carpeta asfáltica.

Las diligencias duraron cerca de 30 minutos. Aunque buscaron no encontraron cartuchos percutidos, por lo que se presume que el cuerpo sólo fue tirado en ese sitio.

Después de unos minutos el cuerpo fue recogido por personal de una funeraria y trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde el médico legista realizará la necropsia de ley para determinar las causas de muerte.


II DE LA REDACCIÓN

Grupo Arróniz