Ixtaczoquitlán.- Una fuerte movilización de las fuerzas federales, estatales y municipales, se registró anoche en la congregación de Sumidero en esta ciudad, después de que dos grupos armados atacaron anoche a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, en el kilómetro 284+600 de la autopista Córdoba-Orizaba a la altura del libramiento de la USBI.

La balacera y persecución se registró al filo de las 18:30 horas, aproximadamente, cuando se reportó al teléfono de emergencia 911 que el kilómetro 284 un grupo de hombres armados que viajaban abordo de una camioneta blanca, y otra negra, habían baleado a elementos de la Policía Estatal asignados a Ixtaczoquitlán, dejándolos gravemente lesionados.

Los policías baleados ingresaron de urgencia a la unidad médica de un hospital particular en Orizaba, para su atención médica. Sin embargo, extraoficialmente se conoció que uno de los policías heridos falleció minutos después en el hospital, a quien identificaron como Cristian Cabrera Antonio.

Autoridades de la Fiscalía General del Estado, así como el departamento de Servicios Periciales, se mostraron herméticos y no confirmaron la muerte del elementos, asegurando que solamente eran versiones.

Hasta la noche de ayer miércoles, las investigaciones para localizar a los responsables del ataque armado continuaban en toda la zona.

Tras el ataque armado, se blindó la carretera estatal con dirección a la USBI, Buenavista, así como la autopista hasta el Trébol de Escamela, que fue sitiado por elementos de la Policía Municipal de Orizaba para revisar vehículos sospechosos, y con las características de los agresores de los policías.




De la redacción