Cuitláhuac.- Los restos de un empleado de Limpia Pública del Ayuntamiento de Córdoba fueron hallados en el basurero de este municipio la mañana de ayer.

Lo anterior se da a cuatro días de que la desaparición del trabajador y la búsqueda por parte de sus compañeros en el tiradero.

Roberto Ventura Panzón, de 60 años, de Amatlán, no había regresado a su hogar desde el pasado viernes y ayer fue hallado lo que presuntamente podría ser su cuerpo.

“Nosotros lo conocíamos, echaba relajo con nosotros, era buena persona el Don, que mal que terminó así, a cualquiera le pudo pasar”, mencionó un empleado de Limpia Pública de otro de los más de cinco municipios de la región que a diario depositan un aproximado de 400 toneladas de basura en el tiradero.


En la montaña

En 20 minutos, el kilómetro 44+400 de la carretera federal Córdoba-Veracruz se llenó de patrullas de distintas corporaciones, aunque los primeros en llegar a corroborar el reporte del cuerpo fueron los municipales.

Desde lo alto de una montaña de basura, parte del cuerpo de una persona sobresalía de entre trapos, cajas de cartón y plástico, juguetes y desechos varios.

Los policías acordonaron el lugar y fue entonces que policías militares, ministeriales y peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) comenzaron a llegar.

Al lugar también llegaron los familiares, quienes manifestaron que Roberto había desaparecido desde el pasado viernes y que pensaron que podría haber caído a alguna tolva de las que transportan la basura. “O quién sabe”, dijeron para sí.

La búsqueda de más restos del cuerpo de Roberto siguió hasta cerca de las 5 de la tarde, cuando las autoridades decidieron suspender el proceso que, mediante el apoyo de una retroexcavadora habían realizado desde la 1:30 de la tarde. Mientras tanto la parte del cuerpo hallada fue traslada a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) en la colonia San Miguelito en Córdoba, donde quedará a resguardo.

Se espera que hoy se reanuden las acciones de búsqueda para hallar el resto del cuerpo de Roberto.


De la redacción

Grupo Arróniz