Cuitláhuac.- Fueron más de 60 casquillos percutidos de escuadra, nueve milímetros y escopeta que fueron recogidas por el departamento de Servicios Periciales de la Fiscalía a General del Estado (FGE), como indicio por el doble asesinato de los hombres que murieron en un restaurante de la colonia Centro, en Cuitláhuac, y donde una mujer resultó herida.

Las primeras investigaciones confirman que hubo un enfrentamiento entre los victimarios y víctimas, lo anterior por el número de cartuchos percutidos y los diferentes calibres, así mismo se especula que desde la entrada del local inició la tirotiza, donde Carlos Martín Flores y Marco del Valle se encontraban comiendo.

Uno de los afectados salió huyendo con una herida de bala, trató de huir por la azotea, sin embargo, al tratar de hacer la maniobra cayó de una barda que colinda con otras viviendas con dirección al techo, a una altura de 5 metros aproximadamente, sufriendo fractura de pierna y

cadera.

Al quedar inmóvil los agresores le dispararon en repetidas ocasiones. Mientras que su acompañante murió cerca de la mesa donde estaba.

 

Investigan

Una perito realizó las diligencias de campo, observó que durante el ataque había personas, debido a los platos aún con comida abandonados.

Los hechos ocurrieron el miércoles alrededor de las 17:00 horas, en la calle 3 entre avenidas 3 y 5, en el restaurante “El Sabrosito”.

La FGE tiene una posible línea de investigación un “ajuste de cuentas”. La FGE seguirá con las investigaciones pertinentes.

 

De la Redacción