Orizaba.- A pesar del hermetismo de las autoridades, se conoció que anoche fue capturado Eusebio Rivera Tapia, alias “El Chimino”, presunto autor material del homicidio de su novia, Vanessa Pérez Atilano, a quien golpeó brutalmente y la sepultó en el jardín de su casa marcada con el número 8 de la calle Río Tuxpanen la unidad habitacional Puerta Grande.

Extraoficialmente se supo que ayer mismo fue puesto a disposición de la Unidad Integral de Procuración de Justicia, donde rindió su declaración ministerial ante el fiscal cuarto, Gabriel Corona Coronado, pero por el sigilo de las autoridades no proporcionaron ningún dato a los medios de comunicación.

Familiares de la hoy finada, señalaron desde un principio a “El Chimino” como el presunto responsable de la desaparición de la jovencita desde el pasado 23 de septiembre del año en curso, por lo que este empezó a ser buscado intensamente por las autoridades policiacas.

Ante la presión de los familiares de la muchacha y la disposición de la familia del inculpado, la casa de Puerta Grande fue cateada y peritos de los Servicios Periciales realizaron una exhaustiva inspección ocular. El cuerpo de la joven fue hallado sepultado en el jardín en avanzado estado de putrefacción.

El principal sospechoso de este feminicidio es el novio, por lo que la orden fue localizarlo y detenerlo, anoche lograron capturarlo pero por el hermetismo de las autoridades se negaron a proporcionar todo tipo de información acerca de su aprehensión.


EL CASO

II La joven Vanessa desapareció el pasado 23 de septiembre, días después sus familiares presentaron la denuncia ante las autoridades y el viernes pasado su cuerpo fue encontrado en el jardín de la casa de Puerta Grande.


PROCESO

II Es probable que hoy por la mañana se lleve a cabo la reconstrucción de los hechos en la casa donde el presunto homicida mató a la jovencita, desconociéndose los motivos que lo orillaron a hacerlo.


EL CUERPO EN EL JARDÍN

II El hallazgo del cuerpo de la joven causó conmoción después de conocerse que fue asesinada a golpes, presuntamente por su pareja sentimental.


De la redacción