Ixtaczoquitlán.- Policías estatales abatieron la madrugada de ayer a tres presuntos delincuentes en una balacera que se registró en calle Aldama y Benito Juárez de la congregación de Potrerillo Pueblo. Uno de los abatidos era vecino de la colonia Carlos Marx y otro de Huiloapan.

La Policía Estatal auxilió a una persona que horas antes fue secuestrada por hombres armados en Ciudad Mendoza, aseguró cuatro vehículos con reporte de robo y decomisó armas largas, todo a disposición de la FGE.


Enfrentamiento

La persecución y balacera se registró a las 01:00 horas, aproximadamente, cuando elementos de la Secretaría de Seguridad Pública le marcaron el alto a los ocupantes de dos vehículos que se circulaban en una actitud sospechosa por la calzada de Ojo de Agua. Los hombres no hicieron alto total y dispararon en contra de los elementos policiacos.

De inmediato, la agresión fue repelida por los policías estatales e inició la persecución por la calle mencionada y sobre calle Reforma, para atrapar a los pasajeros de los vehículos que se dieron a la fuga con rumbo a la calzada Ignacio Zaragoza, de Potrerillo Pueblo.


Otra balacera

Los delincuentes, en su intento por escapar de los policías, trataron de resguardarse en una casa que se localiza en calle Aldama y Benito Juárez, donde se inició el segundo enfrentamiento.

En el fuego cruzado, los policías abatieron a tres de los delincuentes, mientras que los demás hombres armados involucrados en la persecución y balacera huyeron.

En la calle Aldama quedaron dos cuerpos de los presuntos criminales, y un tercero sobre el solar de la casa de seguridad que utilizó como artillería para enfrentar a los estatales.

Después de la refriega, las fuerzas estatales aseguraron cuatro vehículos con reporte robo. Los automotores asegurados por las autoridades durante la balacera quedaron a disposición de la Fiscalía General del Estado FGE al igual que las armas de fuego AK-47 y R-15 las cuales fueron utilizadas para atacar a la policía.

El fiscal quinto y el departamento de Criminalística y balística de la Unidad Integral de Procuración de Justicia en esta ciudad, se trasladaron al lugar para certificar la muerte de los tres hombres abatidos, los cuales presentaron varios impactos de bala en el cuerpo, incluso uno de ellos, portaba un chaleco antibalas que no lo salvó de morir a

balazos.


II DE LA REDACCIÓN